Experiencia Regional Hopes

Entre los meses de agosto y septiembre, la ciudad de Santiago, Chile, albergó al Campamento Regional de Entrenamiento de Esperanzas, en el local del CEO, para obtener a los atletas que clasificarían al Campamento Continental unas fechas más tarde.

Específicamente, del 26 de agosto al 1 de septiembre, 12 atletas divididos en 7 niños (4 de Chile, 2 de Argentina y 1 de Ecuador) y 5 niñas (1 de Argentina, 1 de Brasil y 3 de Chile) participaron del Campamento de Entrenamiento HOPES, que comprendía a atletas entre los 10 y 11 años de edad, a cargo del experto Lincon Yasuda de Brasil.

“Fue un campamento muy peculiar, debido a la diferencia de perfiles entre los jugadores. Algunos de ellos fueron mejores para la práctica, y algunos realmente competitivos y mejores para jugar partidos” destacó el experto, al conversar acerca del desempeño general de los niños.

Afirmó que durante el desarrollo del campamento, los niños captaron el objetivo del mismo, y las mejoras eran diariamente notables, tanto del grupo como individualmente. Por eso, el día de la competencia, al disputarse la clasificación de la fase continental Lincon expresó: “Cualquier cosa podría pasar, ¡Los niños son tan impredecibles!”

Finalizado el Campamento, Manuela Pereyra (ARG) y María Valenzuela (CHI) ganaron los lugares en femenino, después de un triple empate con la niña brasileña Karina Shiray. Por el lado masculino, los clasificados fueron: Renato De La Jara (CHI) y Joshua Robayo (ECU).

“Este campamento de entrenamiento realizado en el CEO, en la ciudad de Santiago, fue desarrollado en un muy buen centro de capacitación, además FECHITEME, los encargados de la organización del mismo, hicieron todo lo posible para recibir bien a los jugadores y entrenadores, permitiendo las mejores condiciones para los días de práctica y el torneo final”.

Posterior a esto, los atletas viajaron a Paraguay para el Campamento Continental de Esperanzas previo al Campeonato Latinoamericano U11 y U13, Paraguay 2017.

Foto: Gentileza de Lincon Yasuda

Por: Paloma Mutti