Experiencia mexicana en la semana de esperanzas mundiales

Además de Giulia Takahashi, otros latinoamericanos tuvieron la oportunidad de vivir la experiencia HOPES, éste es el caso de México, en donde el atleta Rogelio Castro, acompañado de la entrenadora Mónica Miramontes, participaron de la semana en Luxemburgo.

Después de haber pasado una semana en Alemania  entrenando, se trasladaron a Luxemburgo, en donde se llevaría a cabo la Semana de Esperanzas Mundiales de la ITTF y el Clasificatorio para definir al equipo Hopes que representaría a la ITTF, en el Desafío Mundial de Cadetes a realizarse en Fiji, en el mes de octubre.

Mónica comenta que desde su llegada, fueron amablemente recibidos por los representantes de la ITTF, recibieron la programación de actividades y objetivos del Campamento, y fueron presentados  los expertos encargados de dirigir las actividades los siguientes días. Una vez iniciados los entrenamientos, los expertos dieron muestra de un gran profesionalismo, conocimiento y disposición para compartir dicho conocimiento con los deportistas y entrenadores.

“Para Rogelio y para mí, fue una experiencia incomparable, las correcciones de técnica y desplazamiento de Rogelio hechas por la ex campeona mundial y olímpica Zhang Yining, las observaciones del entrenador en jefe del campamento, Li Xiaodong, el seguimiento constante del entrenador Gu Nan, que fue quien más apoyo a Rogelio, realizando correcciones específicas para mejorar su nivel técnico, y por último, el gran trabajo realizado por el preparador físico Zheng Chaoying”.

Torneo “Challenge”

Finalizado el campamento, se dio el clasificatorio, en el que Rogelio, según Mónica, tuvo un correcto desempeño: “Para la edad y experiencia internacional que tiene Rogelio, (que en realidad es poca), tuvo una excelente participación en este torneo. En la fase de grupos, quedó en segundo lugar de su grupo al ganar dos partidos por marcadores, 3-2 y 3-1, y perder 1, en 2-3 contra el sembrado 1 del torneo. Ya para la llave final, Rogelio estuvo en la mitad más difícil, al tener que enfrentar en primera instancia en cuartos de final al jugador de Australia, quien no le dio oportunidad de tomar la iniciativa y quien en todo momento fue muy agresivo”.

“Terminada la semana Hopes y el Challenge, regresamos a Alemania, donde Rogelio entrenará como preparación al Campeonato Latinoamericano U11 y U13 en septiembre. Como conclusión, debo decir que en lo personal aprendí mucho, reafirmé otros conceptos que ya veníamos aplicando, convivir tantos días con niños tan diversos y llenos de habilidades de todos tipos, nos da la pauta para buscar en nuestro país más niños de esta calidad”.

“Y puedo decir de Rogelio…que es un niño muy maduro, muy centrado, con mucho gusto por este deporte, que sabe lo que quiere y que puede desarrollar mucho la gran habilidad que tiene, ojalá que en México y en Latinoamérica, se le pueda apoyar como él lo necesita”, finaliza.

Escrito por: Paloma Mutti