AHORA 61 DÍAS, RAUL CALIN AL FRENTE DEL PROGRAMA MUNDIAL JUVENIL ITT

Cuenta atrás 61 días. Hace una década, el Programa Mundial Juvenil de la ITTF estaba en su infancia, el Circuito Mundial Juvenil ITTF y los Campeonatos del Mundo Juveniles estaban dando sus primeros pasos en el calendario internacional.

Hoy en día están firmemente establecidos, son una parte esencial del panorama competitivo. De hecho, es significativo que no existían el pasado siglo, y ahora son parte significativa del decorado.

Guiando el programa, el hombre en la línea de fuego, es el español Raúl Calín.

Recientemente habló con Sheri Cioroslan en relación al extremamente exitoso concepto: uno de los estandartes de la Presidencia de Adham Sharara, ahora en sus últimos 100 días.

Día 61 – Miercoles 2 de julio

Encontrándonos con Raul Calin, quien está de nuevo en marcha

“Soy un privilegiado al poder trabajar en el deporte que me cautivó en una exhibición hace 25 años”.

Con la cuenta atrás que continúa hasta la transición en la presidencia de la ITTF, es fascinante conocer al personal que ha estado manejando los motores de la ITTF. Hoy presentamos a Raúl Calín, quien trabaja como Experto de Eventos y Juegos Olímpicos de la ITTF, y especialmente con todo lo relacionado con el Programa Mundial Juvenil.

Raúl, será interesante hoy llegar a conocer un poco más acera de sus contribuciones a la ITTF, incluyendo sus múltiples experiencias organizando eventos. ¿Podría darnos primeramente un poco de historia de cómo se involucró en el tenis de mesa?

En primer lugar Sheri, permítame agradecerle la oportunidad de contribuir a esta excelente serie de artículos. He leído todos hasta ahora y hay algunos que me han llamado la atención en particular. No mencionaré cuáles y sencillamente animaré a otros a revisar la serie completa. Probablemente como me ha sucedido a mí, muchas personas descubran cosas que desconocían acerca de la magnitud de nuestro deporte y de nuestra historia.

Volviendo a su pregunta, como muchos españoles supongo, el fútbol y el baloncesto eran los deportes que practicaba de pequeño. En 1988 mi familia se mudó a Granada y en febrero de 1989 vi un cartel en mi instituto: “Exhibición de Tenis de Mesa”.

“¿Exhibición de Tenis de Mesa? eso debe ser ping pong”, pensé.

Asistí a verla y me impresionó. Antes solo conocía las “raquetas de tres estrellas” y -de repente- ¡descubrí auténticos jugadores de tenis de mesa!

Cuando terminaron la exhibición les pregunté donde podía practicar. Me dieron la dirección de un club en la ciudad. El tenis de mesa estaba de moda en Granada en aquella época y rápidamente aprendí la técnica básica y empecé a involucrarme en mi club y en la organización de eventos regionales. Casualmente, el gerente del club, Rafael Rivero, era el secretario de la Federación Andaluza de Tenis de Mesa.

Mientras comenzaba mis estudios de Físicas en la Facultad, el tenis de mesa iba poco a poco tomando más de mi tiempo; primero como jugador, después como árbitro. Un día el gerente del entonces club campeón de España, también de Granada, Juan García Collado me hizo una oferta: “Raúl, si quieres, puedes venirte a mi club. Si me ayudas con la secretaría, puedes entrenar cuando quieras”. En ese momento en el club estaban He Zhi Wen, Roberto Casares, los mejores jugadores juveniles del país, Vladimir Choubine acababa de ser contratado como entrenador, Jian Zhong dirigía la escuela infantil. ¿Cómo iba a declinar semejante oferta?

Me mudé a “La General”, y junto con el Sr. Collado comenzamos a organizar muchos eventos en nuestra ciudad: los 50º Campeonatos de España Absolutos, los Campeonatos Iberoamericanos de 1997 partidos de Liga Europea, etc. Para aquel entonces ya era Juez General Nacional y entrenaba algunos jugadores discapacitados así como hacía labores de entrenador ayudante de Choubine y de Jiang con los jugadores cadetes.

Al terminar los Campeonatos Iberoamericanos de 1997, como premio, el gerente del club me invitó a presenciar unos días de los Campeonatos del Mundo de Manchester 1997 . Fue mi primer mundial y ¡una experiencia fantástica!

Y -de nuevo- en 1998 pasó algo parecido: junto con Manuel Robles, el mejor jugador en silla de ruedas de España, organizamos los Campeonatos Para-Iberoamericanos. En los últimos días del evento el entrenador jefe del equipo nacional me dijo: “Raúl, la mitad del equipo que va a los mundiales es de tu club, tengo algunos problemas de salud y tú eres la persona ideal para reemplazarme”.
Me fui a casa, preparé las maletas y de la noche a la mañana fui a París junto con el otro entrenador español, Jorge Parody, y tuve la suerte de formar parte del período de mayor éxito del tenis de mesa paralímpico español: el equipo de clase 10 se proclamó campeón del mundo, y -como me gusta decir- accidentalmente yo era el entrenador entonces.

Dos años más tarde, en los Juegos Paralímpicos de Sidney 2000, Manuel Robles consiguió la medalla de bronce en clase 5. El equipo de clase 10 Agudo-Ruiz ganó también el bronce. José Manuel Ruiz fue medalla de plata en individuales clase 10 y Álvaro Valera se convirtió en el primer español en ganar una medalla de oro en clase 8 individual en unos Juegos Paralímpicos.

Yo fui el entrenador allí, pero en esta ocasión mucho más involucrado, así pues, mucho más orgulloso del éxito. Todo el verano estuvimos de preparación en Granada y nunca olvidaré mis sensaciones el último día en Sidney. Comparé los resultados con los obtenidos en Barcelona 92 ocho años antes. Con más de 25 jugadores, España obtuvo únicamente dos bronces. En Sidney, con siete jugadores obtuvimos 4 medallas. Fue un período inolvidable y quiero reconocer el trabajo de Choubine y el entrenador de Valera en Sevilla. Sin su trabajo, no habríamos logrado esos éxitos.

Después de los Juegos Paralímpicos en Sidney, comencé a trabajar en la Real Federación Española de Tenis de Mesa como secretario técnico y asumí también la coordinación completa del equipo paralímpico español. Para entonces, 2001, ya era árbitro internacional ITTF y delegado técnico de Para Tenis de Mesa, y posteriormente obtuve el título de Juez General Internacional.

¿Qué evento te llevó a ser contratado por la ITTF?

Trabajando en la RFETM, se me dijo que acudiera al Abierto de España de Jóvenes de 2002 porque “la ITTF estaba introduciendo un Circuito Juvenil y este sería el primer evento”.

Al llegar tuve una tarea muy específica: “Raúl, hay un señor sueco de la ITTF. Es muy serio. ¡No sabemos como manejarlo!”.
Se trataba de Mikael Andersson, por supuesto, así que me acerqué a él para saber qué necesitaba. Básicamente él quería asegurarse de que los sorteos, horarios y la información se hacían correctamente y en tiempo y forma.

Eso era precisamente lo que yo venía haciendo durante los últimos ocho años en los Campeonatos de España y particularmente durante los últimos cuatro años en eventos de Para Tenis de Mesa en España, Argentina, Francia, Italia, Jordania, … así que creo que el último día Mikael estuvo contento del resultado. Me dijo: “El año que viene tendremos el primer mundial juvenil de tenis de mesa en Chile. ¿Quieres ayudarme?”

Creo que no hace falta que le diga lo que contesté, ¿verdad?

Aparte de eso, en enero de 2003 recibimos un correo electrónico de ITTF anunciando un seminario de gerentes de competición en Doha, Catar. Tuve la suerte de ser seleccionado entre los participantes y nos dieron unas designaciones como prueba. Asistí como gerente de competición al abierto de Canadá de 2003, al Desafío Mundial Cadete de Malasia y al mencionado Mundial Juvenil de Santiago de Chile. Para entonces la oferta de trabajo en ITTF era una realidad. Estoy convencido de que Mikael jugó un papel importante en la decisión de la ITTF de contratarme y siempre le estaré agradecido por ello.

En el día 67 de la cuenta atrás, Mikael Andersson dijo acerca de usted: “Sin él y sin su determinación, perfeccionismo y nivel de exigencia, el Programa Mundial Juvenil no hubiera ido a ningún lado”. Puede describir la base de esa determinación y perfeccionismo?

Bueno, yo iba a estudiar matemáticas, pero en el penúltimo curso del instituto me di cuenta de que estaba equivocado. En realidad mi pasión eran las ciencias Físicas 

Ya en serio, creo que en el enfoque a la organización de eventos del Programa Mundial Juvenil sencillamente tratamos de implementar una especie de “control de calidad”.

Lo que los profesores de la Universidad habían tratado de enseñarme acerca de dinámica, mecánica, óptica, e incluso termodinámica seguramente me ayudó a preparar mejor lo que Mikael “imaginaba”. Para nuestros mundiales juveniles por ejemplo preparábamos planos detallados del piso, de iluminación, corrientes de aire, suelo y subsuelo, horarios, etc.

En 2005 elaboré la primera hoja de cálculo de ITTF para analizar la organización de los eventos del Circuito Mundial Juvenil en una escala de 0 a 10, que medía diversos aspectos. Esas hojas de cálculo son la base de los hoy más elaborados informes de evaluación de torneos para el World Tour y para el Circuito Mundial Juvenil (ahora en una escala de 0 a 100 y mucho más detallados).

Un ejemplo del “control de calidad” podría ser el sub suelo que se implementó en el mundial juvenil de Cartagena 2009, o el banner para las ceremonias de premiación en el mundial juvenil de Hyderabad 2012, por dar dos ejemplos de aspectos técnicos y de presentación. Si queremos hablar de servicios a los deportistas, me alegré mucho de que en 2006, junto con el Sr. Khaled El-Salhy, salvamos una “crisis en potencia”. En menos de 16 horas conseguimos mover los servicios de almuerzo y cena de un catering mal organizado en la instalación deportiva a los hoteles. Gracias a la mediación del Ministerio, el mundial juvenil de El Cairo 2006 acabó siendo un éxito.

Mikael Andersson también dijo: “Pero juntos eramos una combinación muy sólida – yo con una fuerte visión e ideas creativas y Raúl con su capacidad para implementar estándares elevados para nuestros eventos”. ¿Hasta dónde llegó con los “estándares elevados” para estos eventos?
Yo crecí en la ITTF al cobijo de Mikael. Lo llamó “El Sr. Imaginación” y sí, disfrutaba poniendo sus ideas en práctica. Tanto si era un Desafío Mundial Cadete o las finales del Circuito Mundial Juvenil, o los Campeonatos del Mundo Juveniles, siempre me sentí muy cómodo siendo “su mano derecha”.

Además, tuve la suerte de tener otros referentes con experiencia y conocimientos que me ayudaron en diferentes momentos. ¡Algunas veces incluso me pidieron no presionar demasiado a los organizadores de los eventos! Adham Sharara, Jordi Serra, Judit Faragó (primero como Vicepresidente de ITTF encargada de los jóvenes y luego como CEO), Glenn Tepper, André Damman, Graeme Ireland e Ian Marshall me han ayudado sin duda a hacer mejor mi trabajo.

Déjeme citar aquí al vicepresidente senior de ITTF, Khalil Al-Mohannadi en su último día en los mundiales juveniles de Rabat 2013: “he estado en muchos eventos en Marruecos, Campeonatos Árabes, Pro tours, World Tours, pero nunca vi la sala tan bien presentada”.

Cada año nuestro “desafío” era hacerlo mejor que el año anterior. Nadie creía que el Desafío Mundial Cadete de Puerto Rico podía ser igualado, pero después vino Guam 2012. Pregúntele a quienes estuvieron allí y juzgue por usted mismo.

Cuando Mikael Andersson pasó a Educación y Entrenamiento, usted asumió toda la responsabilidad del Programa Juvenil. ¿Cómo se sintió?

Ufff.. ¡eso no fue fácil! He de admitir que durante un tiempo estaba un poco perdido. Me tomó tiempo darme cuenta que no podía mirar a ese hombro de Mikael porque ya no estaba allí. Pero tengo que agradecerle que siempre que he necesitado su ayuda me ha dado su opinión, aún hoy en día.

Cada uno tiene su propia forma de ver la evolución del programa. ¿Cómo ve usted la evolución del exitoso Programa Mundial Juvenil?

Empezamos en 2002 con cuatro eventos. Hoy en día tenemos 30. En el primero año, tuvimos unos cientos de jugadores tomando parte. En 2013, más de 2000 jugadores participaron provenientes de 105 asociaciones nacionales diferentes. Pero como Adham Sharara dijo en el nº 82 de la cuenta atrás: “Cualquier deporte que se siente a observar morirá observando”.

Durante los últimos dos o tres años sin Mikael, y con responsabilidades añadidas en las áreas Olímpicas, de Juegos Olímpicos de Jóvenes y eventos Latinoamericanos, he de reconocer que he tenido una carga laboral importante. Así pues, vamos a reestructurar nuestros recursos humanos y responsabilidades pronto. Estos días, junto con nuestra CEO Judit Faragó y los compañeros del Programa de Competiciones estamos perfilando lo que será el Circuito Juvenil 2015 y le puedo decir Sheri: esperamos traer cosas interesantes y sí: evolución. Tanto para los participantes como para los seguidores del Circuito Mundial Juvenil en el mundo.

Vamos a dedicar más recursos humanos al Programa Mundial Juvenil. De hecho, acabamos de publicar ayer 1 de julio, la llamada a organizadores del circuito mundial juvenil 2015. Así pues, invitamos a todos los que estén leyendo esta entrevista a visitar la sección Global Juniors de ITTF.com para saber más.

Usted tiene experiencia trabajando en eventos deportivos a gran escala ¿Qué es lo especial y gratificante de trabajar con los juveniles?

Sus sonrisas y el brillo de sus ojos. Es algo que no tiene precio. Si simplemente pudiera Usted mirar los jugadores de las Islas Cook y de Fiji el mes pasado recibiendo sus primera medallas de un evento ITTF o a Ito Mima y Adriana Díaz en la fiesta de clausura del Desafío Mundial Cadete de 2012… ¿dónde estarán dentro de 10 años? El cielo es el límite y sus miradas nos pueden estar diciendo mucho de donde estarán mañana.

En el último día del mundial juveil de Cartagena 2009 un jugador del equipo sueco bajaba saltando las escaleras del Palacio de Congresos. Se iban pronto para el aeropuerto y exclamó: “sensacional, fantásticos campeonatos”. Él iba sonriendo. Fue realmente gratificante.

Por supuesto con un programa tan dinámico, estamos viendo jóvenes jugadores que se desarrollan rápidamente. ¿Es bueno? Igualmente, ¿cree Usted que los jugadores están creciendo adecuadamente?

El éxito en todos los deportes está sucediendo cada vez más en épocas tempranas. Mire si no a los récords de precocidad batidos no solamente en tenis de mesa sino también en otros deportes. Yo no puedo decirle a usted si es algo bueno o no, pero sí que le puedo decir que esto habla y mucho acerca del compromiso y dedicación de las personas que están al cargo de los deportistas.

Si me pregunta por Adriana Díaz, Sumyajit Ghosh, Ariel Hsing, Marcos Freitas, Dina Meshref, Chen Chien-An (el actual campeón del mundo de dobles), todos ellos pasaron o están aún pasando por las actividades del GJP y quiero creen que sí, que están creciendo adecuadamente.

En relación al crecimiento sostenible, su trabajo consiste en ir de un lugar a otro. He escuchado que en su calendario puede haber hasta 250 días de viajes en un año. ¿Es cierto? ¿Puede describirme su ritmo de trabajo y sus rutinas? ¿Qué estrategias utiliza Usted cuando tiene que viajar tanto?

Seguro que está usted exagerando Sheri  (especialmente si mi esposa está leyendo esta entrevista… ¡no quiero que empiece a contar los días que paso fuera!).

He de admitir que podría organizarme mejor. Es cierto que los últimos dos o tres años, cuando los Campeonatos del Mundo Juveniles llegan a su fin, a mediados de diciembre miro atrás y pienso en lo que ha dado de sí el año y creo que el balance es positivo año tras año. Pero siempre se pueden hacer las cosas mejor.

En 2005, estaba sentado en una cafetería con Nabil Al Mamoon, el Juez General del Abierto Juvenil en el que estábamos participando en Dubai. Recuerdo que le dije: “Realmente no entiendo porqué la ITTF quiere que trabaje en exclusiva para ellos. Aún podría hacer la web de la RFETM, pero no estoy autorizado”.

Ahora sonrío recordando lo que pensaba en 2005. Ya no me siento en las cafeterías… ¡pido café para llevar! :_)

La vida se ha vuelto más ajetreada, pero ¿sabe? ¡también más interesante! No todo el mundo tiene la suerte de trabajar en el deporte que ama. Yo me considero privilegiado de poder trabajar en el deporte que me cautivó hace 25 años al ver una exhibición.

¿Mi rutina? Bueno: perseverancia. Hago el mejor uso que puedo de las nuevas tecnologías, evalúo si una herramienta es útil o no, y -por lo demás- mi oficina está donde esté mi computadora portátil. Así pues, tanto si estoy trabajando desde casa en Málaga o en Taicang desde donde le escribo hoy, no hay una gran diferencia.

Disculpe mis respuestas tan largas Sheri. Es algo en lo que tengo que mejorar, para ser más eficiente: ¡aprender a sintetizar!

Última pregunta: ¿Qué querría usted decir de la contribución de Adham Sharara a la ITTF durante su presidencia?

En lugar de decir algo tangible, como el incremento del tamaño de la pelota, o la reducción del sistema de puntuación a 11, o la supresión de los pegamentos tóxicos (personalmente me gustan las tres decisiones) me gustaría mencionar alguna de sus contribuciones más abstractas.

Yo diría que su principal éxito ha sido hacer que nuestra diversa familia de la ITTF, especialmente cuando hemos crecido tanto, ha sido capaz de trabajar como UNA SOLA. También admiro su capacidad para estar en contacto directo con todo el mundo desde presidentes de asociaciones nacionales grandes hasta secretarios generales de las más pequeñas

El Sr. Sharara es un gran comunicador, y hay que admitir que la forma en la que dirige la Asamblea General Anual (AGM) o el Consejo de Directores (BoD) son difíciles de igualar.

Por alguna razón el particular, recuerdo vivamente el Consejo de Directores de 2010 en Moscú. Se estaba discutiendo una moción en concreto (disculpe que no recuerde cual) y después de muchas interlocuciones, incluyendo muchos puntos de vista, digamos que estaba siendo un debate “intenso” él dijo: “de acuerdo, tratemos de cristalizar todas las ideas que hemos escuchado hasta ahora…”

¿El resultado? Dos minutos después de unas palabras muy convincentes la votación fue muy tranquila y casi por unanimidad, la decisión fue tomada. Entonces el Sr. Sharara hizo la llamada para la pausa del café y todo el mundo parecía contento.

Jordi Serra, entonces Director Ejecutivo de ITTF, quien estaba cerca de mí en la sala, me dijo acerca del Sr. Sharara: “Es un genio”. Bueno… sinceramente creo que lo es.

Pero también recuerdo otra cualidad de él que me gustaría mencionar: y es su intolerancia con la discriminación. Cuando trabajamos en preparación de eventos, un elemento importante de nuestras competiciones es asegurar que los visados se garantizan para todos los participantes. Sé como algunas veces él se ha involucrado personalmente en las negociaciones, presionando a los organizadores hasta que los visados se han asegurado.

Su visión de la ITTF es que nuestra Federación no solamente maneja los aspectos profesionales de nuestro deporte, sino que también nuestro deporte es un vehículo para la paz. Y él no toleraría que a un jugador se le negase jugar en función de dónde nació.

En este concepto de “anti-discriminación” también deberíamos mencionar el hecho de que en ITTF tenemos premios económicos iguales para damas y varones. Es algo “normal” para nosotros, pero sabemos que no sucede igual en otros deportes.

Con 220 asociaciones tan diferentes, con alrededor de 25 empleados procedentes de diferentes puntos del mundo, con diferentes orígenes, cada uno tiene su propia opinión, su propia visión de cómo la ITTF debería operar. Sin embargo, cuando el Sr. Sharara llama a una reunión, las discrepancias se suavizan y salimos de la reunión con al determinación de hacer a nuestra Federación moverse hacia delante, más rápido, siendo más fuertes.

Con la quinta “P” añadida recientemente a su estrategia, la nueva atención hacia la Promoción está motivándonos a todos a dar otro salto en 2015. Vamos a esperar a ver qué pasa, o mejor digamos: “¡Vamos a movernos y ver qué sucede!”

Muchas gracias Raúl. ¡Espero que otros encuentren su pasión y su amor por nuestro deporte contagioso! Me gustaría animar a cualquiera interesado en unirse al equipo de empleados de la ITTF dedicados a la excelencia – “Entre los 5 mejores en todo lo que hacemos” – a que visiten la sección Global Juniors de ITTF.com y aprendan más acerca de la reciente publicación.